Noticias

Artritis reumatoidea: enfermedad crónica que no tiene cura, pero puede ser tratada

12/10/2023

254 Visitas
  • El diagnóstico y el tratamiento precoz son esenciales para prevenir la aparición de secuelas.
  • Se trata de una afección inflamatoria autoinmune y sistémica, que afecta al 1% de la población. Puede manifestarse a cualquier edad. Los síntomas inician con dolor en las articulaciones, acompañado de rigidez y tumefacción articular, sobre todo en manos y pies.

 

Cada 12 de octubre se celebra el día mundial de la Artritis Reumatoidea, con el objetivo de concientizar sobre la importancia del diagnóstico y tratamiento precoz de esta patología crónica, para mejorar la calidad de vida y prevenir el desarrollo de complicaciones y discapacidades.

La Artritis Reumatoidea es una enfermedad inflamatoria autoinmune y sistémica que afecta principalmente a las articulaciones sinoviales, produciendo dolor e inflamación. Sin un tratamiento adecuado puede llevar a deformidades articulares y discapacidad, con importante alteración de la calidad de vida.

Afecta a aproximadamente al 1% de la población, indistintamente en ambos sexos, con leve predominio del sexo femenino. Puede afectar a personas de cualquier edad, desde niños hasta la tercera edad, con un predominio de inicio de síntomas entre los 30 y 50 años.

El Dr. Aldo Ojeda, del Programa Nacional de Prevención, Tratamiento, Control y Asistencia de la Artritis Reumatoidea y Enfermedades Reumáticas Autoinmunes y Sistémicas del Ministerio de Salud Pública, señala que la enfermedad suele iniciar con dolor en las articulaciones, acompañado de rigidez y tumefacción articular sobre todo en las manos y pies. Al ser una enfermedad sistémica, puede asociarse a manifestaciones extraarticulares, como el compromiso pulmonar, cardíaco, ocular, de vasos sanguíneos y otros.

Menciona que el tratamiento se basa en la combinación de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, corticoiesteroides y fármacos modificadores de la enfermedad, que son terapias destinadas a controlar el proceso inflamatorio autoinmune y prevenir la aparición de secuelas articulares y el daño en los órganos.

Las recomendaciones no farmacológicas incluyen una dieta sana y balanceada, la realización regular de actividad física, con ejercicios de bajo impacto, para mantener una buena masa muscular, lo que ayuda también para la salud cardiovascular y ósea.

La cartera sanitaria, a través del Programa Nacional de Prevención, Tratamiento, Control y Asistencia de la Artritis Reumatoidea y Enfermedades Reumáticas Autoinmunes y Sistémicas brinda atención a estos pacientes en varios Centros Asistenciales en todo el país, contando con especialistas capacitados, además de contar con fármacos tanto sintéticos como biológicos para el correcto manejo de esta enfermedad.

Compartir en: