Noticias

¡Cuidado con los roedores! son portadores de parásitos y diversas enfermedades

13/02/2023

328 Visitas

Además de hantavirus, pueden transmitir leptospirosis, peste, tularemia, tenia, salmonella, entre otras afecciones. Son también reservorios de pulgas, ácaros y garrapatas.

Ante la identificación de roedores alrededor de la vivienda, la Dirección de Vigilancia de la Salud emite una serie de recomendaciones a tener en cuenta para impedir una infestación y contraer enfermedades asociadas a las ratas y ratones.

Recomendaciones para prevenir enfermedades

La práctica de medidas higiénicas es fundamental para mantener la salud y prevenir la transmisión de enfermedades

  • Lavar los platos y utensilios de cocina, antes de utilizarlos.
  • Antes de abrir productos de alimentos envasados (tarro, lata, frasco o botella), lavarlos previamente con agua y jabón.
  • Antes de iniciar la limpieza de pisos, remojar el área con agua y ventilar el ambiente (abrir puertas y ventanas) para luego proceder a la limpieza.
  • Ventilar y mantener limpios los ambientes cerrados, sobre todo aquellos lugares utilizados como depósitos.

¿Cómo proteger la casa de roedores?

Es importante entender que los roedores construyen nidos en lugares cálidos y escondidos, por lo general, en galpones, depósitos o silos. Para impedir la presencia de roedores se recomienda:

  • Mantener la limpieza diaria dentro y fuera del domicilio. Tener en cuenta que las migas y restos de alimentos atraen la presencia de roedores.
  • Colocar la basura y los desperdicios en recipientes a prueba de roedores (con tapa) a unos 30 cm de altura del suelo como mínimo.
  • Conservar los alimentos (incluido el de las mascotas) y el agua, cubiertos y almacenados en recipientes metálicos o de plástico grueso a prueba de roedores, con tapas herméticas.
  • Utilizar malla de acero o cemento para sellar, aislar o cubrir todos los orificios, que existan en la vivienda
  • Evitar acumular basuras, vehículos abandonados, neumáticos desechados u otros artículos que pudieran servir de nido a los roedores.
  • Cortar arbustos y malezas de patios y baldíos
  • Utilizar cimientos altos de cemento en la construcción de cobertizos, establos, anexos o depósitos de leña.

En caso de detectar roedores

  • Eliminar los ratones. Utilizar trampas de resortes automáticas o rodenticidas aprobados a nivel nacional, en sitios que posiblemente sirvan de madriguera a los roedores, en un radio de 30 metros de la vivienda.
  • Si el ratón está vivo o muerto, NUNCA tocarlo con la mano. Utilizar guantes de plástico o goma y materiales como escobas o palas para recogerlos y colocarlo en bolsas dobles de basura. Si es posible, durante el procedimiento, cubrirse la cara con mascarillas o protectores, o en su defecto colocarse un pañuelo para proteger la nariz y boca.
  • Rociar los roedores muertos con desinfectantes como una solución de hipoclorito, así como los elementos utilizados para su recolección. Posteriormente, lavarse correctamente las manos y utilizar desinfectantes y abundante jabón.

 CONSULTAR

Se recomienda recurrir al médico si presenta fiebre, problemas gastrointestinales o respiratorias u otro malestar. En cualquiera de los casos evitar la automedicación. La consulta oportuna puede impedir complicaciones.

 

Compartir en: