Noticias

¡Cuidado! pasar demasiado tiempo sentado pone en riesgo tu salud

30/06/2023

372 Visitas
  • Sobrepeso, problemas cardiovasculares son algunas de las consecuencias que puede generar permanecer sentado por períodos prolongados.
  • Para proteger la salud se recomienda levantarse del asiento y realizar pequeñas sesiones de pausa activa (estiramiento, caminatas, sentadillas, etc.), al menos, cada una hora.

 

Permanecer sentado por períodos prolongados de tiempo constituye un factor de riesgo para la salud. Incide en la aparición de enfermedades no transmisibles que causan el mayor número de muertes prematuras y discapacidades.

Estudios internacionales señalan que las personas que están sentadas por largo tiempo son dos veces más propensas a tener diabetes o enfermedades del corazón, en comparación con los que permanecen sentados lo mínimo.

Toda persona que se mantiene sentado por largas horas, ya sea durante el trabajo (oficinistas, telefonistas) o en el tiempo de ocio (viendo tv, en la computadora o videojuegos) tiene un comportamiento sedentario.

En Paraguay, el 52% de la población posee un comportamiento sedentario.

El comportamiento sedentario puede generar sobrepeso, problemas digestivos, estreñimiento, problemas circulatorios e incluso problemas cardiovasculares.

Este riesgo se puede frenar con actividad física. Se recomienda a aquellas personas que realizan trabajos que impliquen permanecer sentado por mucho tiempo a realizar pausas activas, por lo menos, cada una hora.

Las pausas activas son pequeños tiempos en medio de la jornada laboral que se utilizan para moverse y evitar el comportamiento sedentario prolongado. Desde hacer una sentadilla varias veces frente al escritorio, o pararse y caminar por los pasillos de la oficina, o subir y bajar escaleras si se trabaja en un edificio. También se pueden implementar los ejercicios “calisténicos”, que son ejercicios físicos de estiramiento con poco desplazamiento. Con estos ejercicios se movilizan los diversos grupos musculares con estiramiento de brazos, cuello, hombros y ejercicios de respiración y relajación.

En las pausas activas se realiza el movimiento o el esfuerzo que antes se conocía como trabajar en el campo o en la casa. Cada sesión de pausa activa o bloque de ejercicios debe durar de entre 2 a 5 minutos, cada hora.

El cuerpo, una máquina hecha para moverse

Es importante aclarar que, no es que el ejercicio sea saludable, sino que es algo vital, lo que siempre hemos hecho para sobrevivir.

El cuerpo humano está preparado para moverse y no para quedarse quieto. Sin movimiento nuestra máquina –el cuerpo– se acaba enfermando, de ahí la importancia de incluir sesiones de pausa activa durante la jornada laboral o en los momentos de ocio donde estamos largo tiempo sentados o recostados, y de esta manera evitar conductas sedentarias.

Esta actividad es muy eficaz para aliviar el estrés, activar el metabolismo, reducir la inactividad física y el sedentarismo, y así aumentar la moral de los trabajadores, prevenir lesiones posturales causadas por los movimientos y esfuerzos repetitivos como consecuencia del trabajo, y mejorar beneficiosamente la imagen de la institución o empresa.

Compartir en: