Noticias

Exposición al humo puede empeorar síntomas de pacientes con COVID-19

30/09/2020

7 Visitas
  • Comprometer asimismo el funcionamiento del corazón y pulmones de aquellos que se encuentren en recuperación.
  • Si percibe humo en el ambiente mantenga cerradas puertas y ventanas, y evite las actividades recreativas al aire libre hasta que mejore la calidad del aire.
  • Para mantener el aire interior limpio, no pase aspiradora, no fume, ni encienda velas.
  • Tos, secreción nasal, irritación de garganta, conjuntivitis, lagrimeo, mareos y dolor de cabeza, efectos más comunes que causa la contaminación por humo.

 

 

Debido a la cubierta de humo que se registra actualmente en el ambiente, provocado por varios incendios, la Dirección de Vigilancia de la Salud advierte sobre los daños que puede causar a la salud el ambiente contaminado, por lo que emite una serie de recomendaciones para impedir la ocurrencia de problemas respiratorios y que puedan agravar las condiciones de personas vulnerables.

Efectos inmediatos que generan los incendios

Lesiones por quemaduras a raíz de la exposición directa al fuego o lo más común es la relacionada a la exposición al humo generado.

En personas sin enfermedades previas, el humo puede irritar las vías respiratorias produciendo tos, secreción nasal e irritación de garganta, afectar los ojos (conjuntivitis, lagrimeo) y causar otras molestias como mareos y dolor de cabeza.

En las personas que padecen problemas respiratorios preexistentes, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfermedades cardiacas, pueden experimentar síntomas más severos como dificultad para respirar, tos, sensación de opresión en el pecho y chillido de pecho., que requieren atención médica.

Los niños, embarazadas y ancianos también constituyen grupos de riesgo en los que se debe aplicar medidas de protección y consultar si se presentan síntomas.

Actualmente se suma a grupos de riesgo, las personas con COVID-19 o que se encuentren recuperándose de la enfermedad. Debido que el funcionamiento del corazón y de los pulmones está comprometido a causa del virus, la exposición al humo de los incendios puede agravar los síntomas.

Otros riesgos relacionados a incendios es el debido a desplazamientos de animales que habitan en las zonas de incendio hacia las áreas de asentamiento de población, que pueden determinar una exposición a sufrir mordeduras de murciélagos y serpientes.

Recomendaciones

1-Limite la exposición al humo permaneciendo dentro de su casa: mantenga las puertas y las ventanas cerradas. Si tiene aire acondicionado, enciéndalo, pero cierre la entrada de aire de afuera y mantenga el filtro limpio para evitar que entre el humo.

2- Mantenga el aire interior tan limpio como sea posible. No pase la aspiradora, no fume tabaco, ni encienda velas.

3-Evite actividades recreativas al aire libre, hasta tanto la calidad de aire sea buena, sobre todo, en grupos de riesgo.

4-Si hay indicación de evacuar la zona de incendio, siga las indicaciones de autoridades locales.

5- En los albergues habilitados se recomienda en lo posible seguir las medidas de protección individual y colectiva para evitar la propagación de COVID-19, como son lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento.

6- Para los servicios de salud estar atentos para dar respuesta a las consultas relacionadas a inhalación de humo, sobre todo en grupos de riesgo y lesiones de causa externa por lesiones y mordeduras de animales.

Incendios

En Paraguay se trata de un evento recurrente en esta época del año, que se acrecienta cuando existe situación de sequía como sucede actualmente. La incidencia de incendios se ve afectada por la variabilidad del clima, incluido el viento, las escasas precipitaciones y altas temperaturas, así como por otros factores ajenos al clima.

Las causas de incendios forestales en su mayoría se relacionan a actividades humanas, como el cambio del uso de tierra, desmonte, mantenimiento de pastizales para ganadería, entre otros.

En zonas periurbanas y urbanas, pueden registrarse un aumento de incendios, relacionadas también a actividad humana: quema de basura y pastizales, que, junto con las condiciones climáticas ya mencionadas, puede llegar a propagarse de manera peligrosa y causar daños a la salud de la población.

Situación actual

Entre agosto y septiembre de este año se registraron varios focos de incendios en el territorio nacional.

De acuerdo al Reporte de Focos de Calor sobre la República del Paraguay, el 26 de septiembre de 2020 se detectaron 9.403 focos de calor en todos los departamentos y en la Capital, en mayor número en Pdte. Hayes, Alto Paraguay, San Pedro, Concepción y Canindeyú, zonas que corresponden a los primeros 3.968 focos distribuidos en tres distritos: Villa Hayes, Pozo Colorado y Puerto Pinasco. Basado en estos reportes, el riesgo de incendios en esa fecha se presentaba alto, en la mayor parte del territorio nacional.

Ante esta situación de riesgo, el INFONA emitió un comunicado en el que advierte del peligro de nuevos incendios forestales causados por la quema ilegal de basura, matorrales, campos y/o pastizales como práctica de cultivo, por lo que se solicita tomar conciencia y frenar las prácticas de quema.

Entre el 25 y 27 de septiembre se reportaron incendios en 6 departamentos, 12 distritos y en la Capital del país, algunos con varios días de inicio. Cuatro de ellos se registran en parques y reservas naturales con pérdida de varias hectáreas de vegetación: Reserva Mbarakayu (Canindeyú), Tatí Yupí y Limoy (Alto Paraná) y Parque Nacional (Caazapá).

El incendio que mayor repercusión produjo en la población fue registrado el 27 de septiembre, en el Vertedero Cateura de la ciudad de Asunción, que requirió evacuación inicial de 10 familias (50 personas aproximadamente) por presencia importante de humo.

Los servicios de salud que prestaron atención en los diferentes lugares reportan heridos leves y afectación por humo en bomberos y reservistas. No se reportaron heridos graves, ni hospitalizaciones ni fallecidos relacionados al evento.

Compartir en: