Noticias

Importancia de una merienda escolar saludable

07/03/2023

760 Visitas

La merienda escolar no es el reemplazo del desayuno o el almuerzo; sin embargo, es una de comida importante dentro de la alimentación del escolar. Se trata de una comida pequeña que complementa las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y como tal, debe ser nutritiva, debiendo contener alimentos naturales de preferencia, sin el agregado de azúcares ni sal.

Una alimentación saludable contribuye a tener un crecimiento adecuado y a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades en el futuro. Permite desarrollar el máximo potencial de sus capacidades y habilidades intelectuales, favoreciendo su aprendizaje.

La merienda escolar debe significar aproximadamente el 10% de las calorías diarias, señalan desde la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles.

Refieren que en la etapa de la infancia es donde los niños y niñas aprenden a relacionarse con los alimentos, por tanto, es fundamental incorporar hábitos saludables en esta etapa considerando que la forma en la que comen los niños en la infancia determinará la forma en la que comerán en la vida adulta.

Datos oficiales alertan que en el país, el exceso de peso (sobrepeso y obesidad) afecta a casi 2 de cada 3 adultos (58%) y 23% de ellos tiene obesidad. En tanto que, 1 de cada 3 niños, niñas y adolescentes presentan esta condición.

Los niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad tienen mayores probabilidades de seguir siendo obesos en la edad adulta y presentan mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas no transmisibles, como las cardiovasculares, la diabetes o el cáncer.

¿Qué debe contener una merienda saludable?

Una merienda saludable debe contener preferentemente alimentos y bebidas naturales (sin sal ni azúcares añadidos). Considerando esta recomendación existen varias opciones que se pueden incorporar, algunas de ellas se citan a continuación:

  • Frutas de estación (pueden ser enteras o en trozos).
  • Ensalada de frutas (mezclar hasta 3 frutas y sin añadir azúcar).
  • Sándwich de verduras.
  • Sándwich de queso y tomate.
  • Huevo duro.
  • Yogurt con cereales (preferentemente sin azúcares).
  • Leche o yogurt preferentemente natural.
  • Tortitas o galletitas de avena.
  • Panqueques.

Se debe evitar: el consumo habitual de alimentos con alto contenido de azúcar, grasas, y sodio, como las bebidas gaseosas, jugos envasados, galletitas dulces, alfajores, embutidos, productos envasados como los snacks dulces y salados (productos ultraprocesados).

¿Cómo convencer a los niños de consumir alimentos saludables?

Muchas veces, incluir frutas, verduras, frutos secos y semillas en la merienda u otra comida del día, puede ser una tarea difícil para los niños. Esto debido a diversos factores, como las costumbres y preferencias alimentarias, personales y familiares, y, al gran impacto de la promoción de los alimentos ultra procesados dirigida, sobre todo, a la población infantil y adolescente.

Sin embargo, existen diversos métodos que pueden contribuir a mejorar la aceptabilidad de estos alimentos en los niños, como, por ejemplo:

  • Cortar o picar las frutas y verduras:

Las meriendas escolares tienen una cantidad limitada de tiempo en la que se tiene que comer, por lo tanto, que las frutas y verduras se encuentren picadas, puede favorecer el consumo total de estas. Para los pequeños, se pueden realizar cortes divertidos con moldes, por ejemplo, de su personaje o animal favorito.

  • Ofrecer más de una opción de cada tipo de alimento

La porción de frutas o vegetales dentro de la merienda, puede ser dividida en 2 variedades de estos alimentos. Esto, con el objetivo de aumentar las probabilidades de que el niño pueda escoger y consumir una fruta o verdura, y, a su vez, ampliar la variedad de consumo de estos grupos de alimentos.

  • Realzar el sabor de los alimentos y preparaciones

Para lograr que los alimentos sean más apetitosos para los niños, se puede utilizar especias naturales como canela, coco rallado sin azúcar, orégano, entre otros. O también, se pueden lograr preparaciones dulces, endulzando con alimentos naturales como las frutas, por ejemplo, la banana.

Importante aprender a comer saludable desde niños

Tenemos que ver a la merienda escolar como una oportunidad más para instalar hábitos saludables en nuestros pequeños, por lo que es muy importante también involucrarlos en el proceso de planificación del menú y elaboración de los alimentos.

Si el niño aprende desde la infancia a elegir alimentos saludables, le permitirá alimentarse equilibrada, adecuada y saludablemente previniendo enfermedades que pueden desencadenarse por hábitos de alimentación inapropiados.

Compartir en: