Noticias

Obesidad infantil: epidemia que va en aumento

27/06/2023

299 Visitas
  • En los últimos años, la cantidad de niños y adolescentes con exceso de peso se triplicó.
  • La inactividad física y el bajo consumo de frutas y verduras amenazan la salud de todas las generaciones.

 

La obesidad es una epidemia que no ha dejado de crecer. En la actualidad está registrando proporciones alarmantes, sobre todo en la franja infantil.

En el país, el exceso de peso (sobrepeso y obesidad) afecta al 34.1% de niños y adolescentes, registrando un crecimiento de 7,8% en los últimos diez años.

Datos oficiales destacan que, en el grupo infantil, el 21.1% tiene sobrepeso y 13% padece obesidad.

Los niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad tienen mayores probabilidades de seguir presentando esta condición en la edad adulta y presentan alto riesgo de sufrir enfermedades crónicas no transmisibles, como las cardiovasculares, la diabetes o el cáncer.

Factores que inciden en el sobrepeso y la obesidad

La inactividad física y el bajo consumo de frutas y verduras representan amenazas para la salud de nuestros niños y jóvenes.

Solo el 7,5% de esta franja poblacional consume frutas y verduras, el 60% consume a diario bebidas gaseosas y el 73% realiza actividad física de manera insuficiente.

Urge cambiar hábitos

Para frenar la epidemia de obesidad es importante incentivar hábitos saludables desde temprana edad que contemple:

  • Consumir a diario frutas y verduras de estación (al menos 5 porciones en total) de diferentes colores, preferentemente frutas enteras y verduras siempre que sea posible, en su forma cruda, para aprovechar mejor los nutrientes.
  • Ingerir de 8 a 10 vasos de agua al día.
  • Realizar 60 minutos de actividad física por día (caminatas, paseos en bici, práctica deportiva).
  • Disminuir el consumo de bebidas azucaradas, como gaseosas, jugos azucarados y bebidas energizantes.
  • Limitar el consumo de productos ultraprocesados, comidas rápidas, frituras, embutidos y alimentos con alto contenido de sal y grasas saturadas.
  • Limitar el tiempo frente a las pantallas (Tv, computadora, celular, tablet, videojuegos).

Compartir en: