Noticias

Ofidismo: Esto debe hacer si fue mordido por una serpiente

16/12/2022

783 Visitas
  • No aplicar ningún torniquete, ni realizar cortes, tampoco succionar el veneno con la boca. Acuda rápidamente al servicio de salud más cercano.
  • Se recomienda mantener el espacio peridomiciliario con pasto corto, libre de malezas y residuos que puedan atraer roedores que son alimentos de los ofidios.

Las mordeduras de serpientes venenosas pueden provocar parálisis grave de los músculos respiratorios, trastornos hemorrágicos potencialmente mortales, insuficiencia renal irreversible o grave destrucción local de los tejidos que causan discapacidades permanentes y la amputación de un miembro, es por eso que en caso de sufrir un accidente ofídico es importante que acuda inmediatamente al establecimiento de salud más próximo.

El ofidismo es un accidente provocado por el veneno inoculado por la mordedura de una serpiente venenosa, según la especie de serpiente agresora los accidentes se dividen en: botrópicos, crotálicos y elapídicos.

En Paraguay se describen 15 especies de importancia médica:

  • 7 especies del género Micrurus (Corales verdaderas /Mbói Chumbe)
  • 7 especies del género Bothrops (Yarará / Mbói Kuatia / Kyryry’o)
  • 1 especie del género Crotalus (Mbói Chini)

En el territorio nacional se han reportado cerca 170 casos de mordeduras de serpientes. La mayoría de los accidentes ofídicos fueron detectados en los departamentos de Alto Paraguay, Ñeembucú, Caazapá y Alto Paraná.

Casos de ofidismo en el país

El Programa Nacional de Control de Zoonosis y Centro Antirrábico Nacional informa que se han reportado 165 casos de ofidismo en el año 2020, 170 casos en el 2021 y en lo que va del 2022 se identificaron 204 casos.

La mayoría de los accidentes ofídicos están relacionados con el género Bothrops (Yarara). El grupo etario que registra la mayor cantidad de casos de accidentes ofídicos es la franja de 20 a 39 años, que corresponde al 30%. El 29% de los casos es del sexo femenino y 71% del sexo masculino.

Datos de la Vigilancia de Accidentes Ofídicos revelan que este año la Región Sanitaria de Concepción presenta mayor cantidad de casos, con 32 accidentes ofídicos, seguida de Presidente Hayes que contabiliza 26 casos, y San Pedro 19 casos.

Cifras mundiales

Aunque se desconoce el número exacto de mordeduras de serpiente a nivel mundial, se calcula que afectan a unos 5,4 millones de personas al año, de las cuales unos 2,7 millones se envenenan. La mayoría de los casos se producen en África, Asia y Latinoamérica.

Los más afectados son los trabajadores agrícolas y los niños. Los efectos de la mordedura de serpientes suelen ser más graves y más rápidos en los niños que en los adultos, debido a que tienen menos masa corporal.

Al contrario de lo que ocurre en otros trastornos graves, existen tratamientos muy eficaces para las mordeduras de serpiente. La mayoría de las muertes y las consecuencias graves por mordeduras de serpiente son totalmente prevenibles si se logra una mayor disponibilidad y accesibilidad de antídotos seguros y eficaces.

¿Qué debe hacer si es mordido por una serpiente?

  • Mantener la calma.
  • No aplicar ningún tipo de torniquete.
  • No efectuar tajos o cortes en el lugar de la mordedura.
  • No succionar el veneno con la boca.
  • Acudir rápidamente al servicio de salud más cercano.

Tratamiento

En el país se cuenta con antiveneno polivalente para las especies de importancia médica del Paraguay (yarará y cascabel), distribuido en las diferentes regiones sanitarias del país. En el Instituto de Medicina Tropical se dispone del antiveneno para las serpientes corales.

El tratamiento debe ser, siempre que sea posible, administrado y monitorizado por un profesional de la salud. Debe iniciar preferentemente antes de las 6 horas de ocurrido el accidente.

Medidas preventivas

  • No acercarse a las serpientes, aunque parezcan sin vida. Alejarse o abstenerse de movimientos bruscos.
  • Mantener el espacio peridomiciliario con pasto corto, libre de malezas y residuos que puedan atraer roedores que son alimentos de los ofidios.
  • No introducir las manos sin protección adecuada en huecos de árboles, nidos abandonados, acúmulos de piedras o troncos, perforaciones de terrenos.
Compartir en: