Noticias

Salud acerca atención médica y vacunación a familias damnificadas por inundaciones

07/05/2024

24 Visitas
  • Más de 1.270 consultas brindadas y 334 vacunaciones contra la influenza.
  • Actualmente suman 2.753 las familias afectadas procedentes de Ñeembucú, Misiones e Itapúa.

 

El Ministerio de Salud Pública, a través del personal de las Unidades de Salud de la Familia (USF) prosigue con la asistencia a familias damnificadas por las inundaciones, atendiendo que las aguas de inundación y las aguas estancadas pueden ser peligrosas y hacerlo vulnerable a enfermedades infecciosas, peligros químicos y lesiones.

De acuerdo al reporte del Centro Nacional de Información y Vigilancia de Salud se encuentran afectadas 2.753 familias de tres departamentos: 1.803 de Ñeembucú, 900 de Misiones y 50 de Itapúa, en los que se contabilizan 17 distritos implicados.

A la fecha se reportan 1.271 atenciones médicas. Las patologías mayormente encontradas entre los damnificados fueron: hipertensión arterial, síndrome febril agudo, diabetes, infecciones respiratorias agudas, diarreas y gastroenteritis.

Se realizaron, además, vacunaciones contra la influenza al grupo vulnerable. Se aplicaron 334 dosis de la vacuna antigripal.

Las USF afectadas por inundaciones son hasta el momento dos puestos de salud, de Tacuaras y Yabebyry ubicados en el departamento de Ñeembucú.

Ante fuertes lluvias y tormentas se recomienda:

  • Suspender cualquier tipo de actividad al aire libre ante la inclemencia del tiempo.
  • No usar paraguas con punta de metal.
  • Evitar transitar por calles inundadas. Detenerse en un lugar seguro es lo más recomendable.
  • Si está en el automóvil, apagar el motor, bajar la antena de la radio y cerrar las ventanillas.
  • Permanecer en un sitio seguro, dentro de la casa, en un edificio o bajo techo.
  • No refugiarse debajo de un árbol o en lugares altos.
  • Apagar el celular, para reducir el riesgo de sufrir descargas eléctricas por rayos, sobre todo en la intemperie.
  • No acercarse a postes o cables de electricidad.
  • Evitar el contacto con herramientas u objetos de metal.
  • Desconectar los electrodomésticos.
  • No utilizar el calefón.

En caso de accidente por rayo o descarga eléctrica:

  • Si la persona fue afectada por un rayo, debe ser trasladada inmediatamente al hospital más cercano cubierto con una manta para evitar hipotermia.
  • Si la persona fue afectada por descarga eléctrica, aunque aparente estar bien, debe acudir al médico y mantener monitorizada el área cardiaca y respiratoria.

 

Compartir en: