Noticias

Salud dispone de medicamentos para curar la hepatitis C

27/12/2022

236 Visitas

Pacientes del sector público y del privado pueden acceder a los medicamentos para el tratamiento de esta enfermedad, desde la farmacia del PRONASIDA, en el IMT.

El Ministerio de Salud Pública, a través del Programa Nacional de Control del VIH/SIDA/ITS (PRONASIDA) invirtió en la compra de medicamentos antivirales para el tratamiento de la hepatitis C, una infección viral que causa inflamación y daño al hígado.

Desde junio de 2022 se dispone del tratamiento dual que consiste en la combinación de SOFOSBUVIR 400 mg y DACLATASVIR 60 mg, que se presentan en frascos de 28 pastillas cada uno. El tratamiento puede durar de 12 a 24 semanas. Los medicamentos son distribuidos a los pacientes de forma gratuita desde la farmacia del PRONASIDA, situado en el Instituto de Medicina Tropical (IMT).

Los antivíricos o antivirales de acción directa (AAD), pueden curar más del 95% de los casos de esta infección, pero el ‎acceso al diagnóstico y el tratamiento es escaso y dificultoso. ‎Actualmente no existe ninguna vacuna eficaz contra la hepatitis C.‎

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la hepatitis C se realiza en el laboratorio de referencia del PRONASIDA, mediante la detección de anticuerpos anti-VHC con una prueba serológica que revela la infección. Si la prueba es positiva para anticuerpos anti-VHC, se necesita una prueba de biología molecular para detectar el ácido ribonucleico (ARN) del VHC con el fin de confirmar la infección crónica y la necesidad de tratamiento.

El tratamiento y seguimiento del paciente se brinda en el Instituto de Medicina Tropical.

Pacientes que consultan en establecimientos de salud públicos y privados, pueden acceder a estos servicios sin ningún costo.

Más sobre la hepatitis C

La hepatitis C es causada por el virus del mismo nombre (VHC).

El virus se transmite por la sangre a través de:

  • Transfusión de sangre y hemoderivados sin analizar.
  • Consumo de drogas inyectables, en el que se comparte el material de inyección.
  • De una madre infectada a su bebé.
  • A través de prácticas sexuales en las que hay exposición a sangre.

No se transmite a través de la leche materna, los alimentos, el agua o el contacto ocasional, por ejemplo, a través de abrazos o besos o por compartir comidas o bebidas con una persona infectada.

La persona con hepatitis C puede manifestar:

  • Malestar general
  • Cansancio
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal
  • Coloración amarillenta de la piel y las mucosas – Ictericia
  • Orina de color oscuro y heces de color claro

Situación mundial

En el mundo hay 58 millones de personas con infección crónica por ‎el virus de la hepatitis C, y cada año se producen alrededor de 1,5 millones de ‎nuevas infecciones, según describe la OMS. De entre los afectados, 3,2 millones son adolescentes y niños con ‎infección crónica por el virus de la hepatitis C.‎

La OMS calcula que en 2019 fallecieron aproximadamente 290.000 personas ‎debido a la hepatitis C, sobre todo por cirrosis y carcinoma hepatocelular (cáncer ‎primario de hígado). ‎

Compartir en: