Noticias

Alacranes: sepa qué hacer si aparece en la casa

07/08/2023

1.499 Visitas

En épocas de mucho calor es habitual que los alacranes salgan de su escondite. Si encuentra uno en la casa, se recomienda no tocar al arácnido para evitar ser picado. En caso de picadura, aplicar hielo sobre la herida y acudir de inmediato al servicio de salud.

 

Desde el inicio de la vigilancia de escorpionismo hasta la fecha se contabilizan 300 casos de accidentes por picadura de alacranes en el país: 94 casos notificados en el 2021; 127 en el 2022 y, en lo que va de 2023 suman 79 afectados y 3 fallecidos asociados a escorpionismo o alacranismo, denominado así al envenenamiento de causa accidental  que ocurre en el ámbito domiciliario o peridomiciliario, rural o urbano, producido por la inoculación del veneno de alacrán o escorpión.

La mayor cantidad de casos de picaduras de alacranes registrados este año, (27,8%) fue identificado en el grupo de 5 a 14 años, seguido de la franja de 20 a 39 años (21,5%). Más de la mitad de los casos (68,4%) se reportó en el sexo femenino. El 91% de los casos notificados ocurrieron en las viviendas: 46% proceden de Central y 19% de Asunción.

A tener en cuenta:

Los accidentes por la picadura del arácnido suelen presentarse en temporadas de altas temperaturas, sobre todo en horarios vespertinos o en las noches.

Los alacranes se refugian en grietas de la pared y el piso, en rejillas, bajo baldosas, ladrillos, piedras, maderas y tuberías, por lo cual se insta a tener especial cuidado cuando se examinan lugares oscuros y húmedos.

Se adaptan en áreas urbanizadas, en las viviendas; es intradomiciliario y peridomiciliario. Se alimentan principalmente de cucarachas. Puede encontrarse tanto dentro de la casa como en el patio. Generalmente intenta escaparse, y pica si es molestado. Camina por el piso y puede escalar fácilmente telas o paredes.

El accidente por escorpión es una URGENCIA MÉDICA, dependiendo de:

  • Edad y/o comorbilidades de la víctima. Potencialmente grave en niños por la cantidad de veneno relacionada a la masa corporal.
  • Lugar de picadura en el cuerpo: es más grave si es en la proximidad de un vaso sanguíneo o de un nervio.

El Tityus trivittatus (alacrán rubio) es de importancia médica en el país. Esta especie es considerada la más peligrosa para el humano, que se caracteriza por tener pinzas largas y delgadas, con doble aguijón con una segunda punta.

Si fue picado por un alacrán

Acuda al servicio de salud más cercano. En el país se dispone de antiveneno para escorpiones de importancia médica.

Se recomienda:

  • Aplicar compresas frías o hielo en la zona de la herida, contribuirá a calmar el dolor mientras va de camino al hospital.
  • No intente apretar o retirar el veneno con la boca, tampoco es aconsejable quemar o aplicar soluciones sobre la picadura.

Envenenamiento por alacrán

Los signos y síntomas asociados con la picadura del arácnido incluyen desde el dolor local sin síntomas sistémicos asociados hasta la presentación de síntomas neurológicos y cardiovasculares severos que pueden comprometer seriamente la vida del paciente.

Los más vulnerables a la intoxicación por veneno de alacrán:

  • Embarazadas y Pacientes ancianos con comorbilidades.
  • Pacientes pediátricos por la dosis inoculada a un menor índice de masa corporal. Estos casos requieren un estricto monitoreo. Los casos graves en niños pequeños pueden derivar en la muerte.

Para prevenir accidentes por escorpiones

  • Utilizar rejillas sanitarias o de trama adecuada o con protección sanitaria en desagües de ambientes y sanitarios.
  • Controlar las entradas y salidas de cañerías, así como las aberturas y hendiduras.
  • En puertas y ventanas colocar burletes de goma donde queden rendijas. También puede utilizarse alambre tejido (mosquitero). Hacer lo mismo con las rejillas de desagües.
  • Revocar las paredes, reparar las grietas en pisos, paredes y techos.
  • Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensores y de las paredes en los que pueden encontrarse.
  • Realizar un aseo cuidadoso periódico de las viviendas y alrededores.
  • Revisar cuidadosamente la hojarasca y los escombros y evitar juntarlos con las manos.
Compartir en: