Noticias

«Tu corazón no espera»: urge adoptar hábitos saludables para prevenir enfermedades cardiovasculares

28/09/2020

8 Visitas

Comer más saludable, con menos sal, hacer más actividad física y evitar el tabaco proponen para mejorar la salud del corazón y evitar muertes prematuras.

 

 

Los infartos de miocardio y los accidentes cerebro vasculares se cobran más de 17 millones de vidas al año. Y se estima que la cifra ascenderá a 23 millones para el año 2030. Una gran proporción de estas muertes podría evitarse con un estilo de vida saludable desde la niñez.

Con el lema: “Tu corazón no espera”, este 29 de septiembre se recuerda el Día Mundial del Corazón. El Programa Nacional de Prevención Cardiovascular se adhiere a esta iniciativa con una campaña de concientización sobre el cuidado del corazón, en el que enfatiza la urgencia de modificar hábitos.

Durante la pandemia del COVID-19 mucha gente dejó de lado el cuidado de su salud, olvidando la dieta saludable, subiendo de peso, haciéndose más sedentario, dejando de tomar su medicación, todo esto sumado al estrés del momento que contribuye en gran medida a aumentar el desarrollo de complicaciones, empeorando de esa manera la calidad de vida y más aun poniéndose en riesgo de desarrollar formas graves de COVID-19, en caso de contraer la enfermedad.

Los servicios públicos a nivel país se suman a esta conmemoración haciendo énfasis en la importancia del control regular de la presión arterial e instando a los pacientes a adoptar hábitos saludables para mejorar la salud del corazón, evitar complicaciones y muertes prematuras.

La directora del Programa de Prevención Cardiovascular, doctora María Paniagua, informó que se realizó la provisión de aparatos de presión digital a las regiones sanitarias, para ser distribuidos a los centros y puestos de salud, a los efectos de optimizar el control arterial de los pacientes.

Consecuencias de un estilo de vida NO saludable

  • Ataque al corazón o infarto de miocardio: se caracteriza por el estrechamiento de los vasos sanguíneos encargados de llevar sangre al corazón.
  • Enfermedades cerebrovasculares: es causada por un sangrado intracerebral o por un coágulo de sangre depositado en el cerebro.
  • Hipertensión arterial: es la presión arterial alta, y se trata de uno de los mayores riesgos de padecer un infarto.
  • Angina de pecho: es un tipo de dolor de pecho provocado por la reducción del flujo sanguíneo al corazón.
  • Arritmia: es una alteración del ritmo cardiaco.
  • Insuficiencia cardiaca: sucede cuando el corazón no es capaz de bombear la sangre suficiente para cubrir las necesidades del organismo.

¿Cómo puedo darme cuenta que estoy con algunas de estas complicaciones?

  • Dolor de pecho en el medio o al costado izquierdo que aparece con el esfuerzo o en reposo acompañado de sensación de ahogo, que dura minutos o de inicio reciente.
  • Falta de aire con el mínimo esfuerzo o en reposo.
  • Palpitaciones de inicio reciente con sensación de falta de aire o angustia.
  • Perdida brusca del conocimiento acompañado o no de convulsiones o pérdida del control de esfínteres.
  • Hinchazón de las piernas hasta muslo o abdomen de inicio reciente.
  • Falta de fuerza de alguno de los miembros, imposibilidad de moverlos o desvío de la comisura labial.

Recomendaciones para cuidar la salud cardiovascular

¿Qué puedo hacer para cuidar mi corazón?

  • Cocinar y comer sano: evitando el consumo de grasas de origen animal, frituras, lácteos enteros, aumentando la ingesta de frutas, verdura y pescado. Utilizar como medio de cocción de alimentos: asado, hervido, al vapor, al horno.
  • Hacer ejercicio físico, al menos media hora diaria.
  • Limitar el consumo de sustancias perjudiciales como la sal, el tabaco o el alcohol.
  • Controla el colesterol.
  • Controlar el peso. La obesidad es un riesgo cardiovascular importante, calcular el peso ideal teniendo en cuenta la talla, siendo el peso ideal los centímetros que pasan del metro, ejemplo: talla 1,60, el peso ideal es de 60 k.
  • Controlar el perímetro de la cintura abdominal: la obesidad central es un factor predisponente a la hipertensión arterial, la diabetes y las complicaciones cardiovasculares. Lo ideal para la mujer es 88 cm y para el hombre 103 cm.

¿Qué hago si presento algunos de los síntomas de complicación?

Acudir de inmediato al centro asistencial más próximo, no esperar a que pasen las molestias para consultar, de esta manera perderíamos un tiempo valioso para evitar complicaciones más graves.

Compartir en: