Noticias

Viruela símica: el riesgo sigue latente

20/02/2023

195 Visitas

Cualquier persona puede contagiarse si tiene contacto estrecho y personal con alguien que tenga síntomas. Entender sobre la viruela símica, sus síntomas, cómo se transmite y cómo protegerse, ayudará a que haya menos casos y que pueda detenerse la enfermedad.

En el país se contabilizan 104 casos confirmados de viruela símica. Así también se registran 2 casos sospechosos y 171 descartados.

Cualquier persona que tenga contacto físico estrecho o contacto íntimo con alguien que tiene síntomas o erupciones en la piel o mucosas (ojos, boca, nariz, vagina, ano), causadas por esta enfermedad, está en riesgo,

La viruela símica es una enfermedad que puede provocar erupciones, parecidas a granos o ampollas, a menudo acompañado de síntomas similares a la gripe (fiebre, dolor de cabeza, malestar general). El contagio puede darse si se tiene contacto estrecho y personal, a menudo de piel a piel, con alguien que tenga síntomas.

Se llama viruela símica porque se detectó por primera vez en simios. Dado que el virus se ha identificado principalmente en comunidades de hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, entender sobre la viruela símica, sus síntomas, cómo se contagia y cómo protegerse, ayudará a que haya menos casos y que pueda detenerse la enfermedad.

Los síntomas suelen aparecer después de 2 semanas de haber estado en contacto con el virus y por lo general duran de dos a cuatro semanas.

Los síntomas incluyen:

  • Erupción en forma de granos o ampollas en la piel, que puede afectar cualquier parte del cuerpo, aunque se observa mayormente en genitales, ano y boca.
  • Fiebre Inflamación del recto que puede causar molestia, sangrado o secreción de moco o pus.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Falta de energía.

FORMAS EN LAS QUE SE PUEDE CONTAGIAR LA VIRUELA SÍMICA

  • Contacto físico estrecho con alguien que tiene síntomas, como lo es estar cara a cara y tocarse (incluyendo abrazos, masajes y besos).
  • Contacto piel con piel durante las relaciones sexuales, lo que incluye, sexo oral y sexo con penetración (vaginal o anal). Tocar los genitales (pene, testículos, labios y vagina) o el ano de una persona con viruela símica.
  • Contacto con los granos o ampollas que aparecen con la enfermedad y con las costras que aparecen.
  • Contacto con objetos, tejidos y superficies que hayan sido utilizadas por alguien con viruela símica y que no hayan sido desinfectados, como las sábanas, toallas y los juguetes sexuales.
  • Contacto con saliva y gotitas de saliva, a través de besos o estando cerca cara a cara.

¿Cómo reducir el riesgo de contagiarse con viruela símica en lugares como desfiles, fiestas, discotecas y festivales?

Considere el grado de contacto personal y estrecho piel con piel del evento al que piensa asistir:

  • Si tiene malestar o tiene alguna erupción o ampolla, no vaya a ninguna reunión y llame a un servicio de salud, explicando claramente sus síntomas.
  • Evite el contacto con sarpullidos o llagas que vea en otros y considere minimizar el contacto piel con piel cuando sea posible, en especial en lugares que representen mayor riesgo, por ejemplo:
  • Una fiesta o discoteca donde la ropa es mínima y hay contacto directo, personal y a menudo de piel a piel.
  • Se han reportado brotes en saunas y otros lugares cerrados.

¿CÓMO PROTEGERSE CONTRA LA VIRUELA SÍMICA?

Evite el contacto estrecho, incluido el contacto sexual, con personas con viruela símica o en las que se sospecha que pueden tener la enfermedad.

Si necesita tener contacto o convive con alguien que tenga síntomas:

Motívele a aislarse y cubrir cualquier lesión de la piel si puede (por ejemplo, con un vendaje ligero o ropa sobre la erupción).

Cuando estén físicamente cerca, use mascarilla tanto usted como la persona enferma y su cuidador.

Evite el contacto piel con piel y use guantes desechables si tiene contacto directo con las lesiones.

Lávese las manos regularmente con agua y jabón o fróteselas con gel a base de alcohol, sobre todo después del contacto con la persona infectada, su ropa, sábanas, toallas y otros artículos o superficies que haya tocado, o puedan haber estado en contacto con sus erupciones o saliva (por ejemplo, cubiertos y platos)

Lave las prendas de vestir, toallas, sábanas y los cubiertos y platos con agua caliente y detergente.

Póngase una mascarilla cuando manipule prendas de vestir o ropa de cama. Limpie, desinfecte todas las superficies contaminadas y bote los residuos contaminados (por ejemplo, vendajes) en bolsas cerradas.

Fuente: OPS

Compartir en: