Noticias

Viruela símica: El silencio perjudica, es mejor hablarlo

28/10/2022

44 Visitas
  • Se transmite por contacto estrecho con una persona infectada. Es menos contagiosa y menos grave que la viruela erradicada en 1980. No está clasificada como enfermedad de transmisión sexual.
  • La erupción en piel es motivo de consulta que no debe postergarse para evitar la diseminación de la infección a otros.

La viruela símica es una enfermedad que se detectó por primera vez en África en 1970. Se trata de una zoonosis viral (un virus pasa de un animal a la especie humana) causada por el virus del género Orthopoxvirus (género al que también pertenece el virus de la viruela común). Caracterizada por erupción o lesiones cutáneas en la cara, palma de las manos y planta de los pies.

Con el brote registrado en países no endémicos, la infección presenta algunas diferencias en los síntomas y signos clínicos: presencia de lesiones genitales como primera manifestación, mayor frecuencia de proctitis y faringitis, proporción significativa de personas con pocas lesiones, lesiones en diferentes estadios de evolución y presencia de lesiones antes de que aparezcan los síntomas generales, como fiebre y malestar general.

Cabe recordar que, en mayo del 2022 varios países en los que la viruela símica no es endémica notificaron casos, entre ellos algunos países de la Región de las Américas. Pocos meses después, el 23 de julio del 2022, el director general de la OMS declaró que el brote multinacional de viruela símica constituía una emergencia de salud pública de importancia internacional.

La viruela símica es menos contagiosa y menos grave que la viruela declarada erradicada en todo el mundo en 1980.

Hay dos cepas genéticamente diferenciadas del virus:

· Cepa de la cuenca del Congo, en África central (clado I).

· Cepa de África occidental (clado II).

Las infecciones humanas del clado II parecen causar una enfermedad menos grave que las provocadas por la cepa del clado I.

Cómo se transmite

El virus de la viruela símica se transmite al ser humano por contacto estrecho con una persona o un animal infectado, o con material contaminado por el virus. El mecanismo más frecuente de transmisión es el contacto con lesiones de piel. También es posible la transmisión por gotículas respiratorias durante un contacto estrecho cara a cara con una persona infectada.

En menor frecuencia se da por contacto con superficies contaminadas con lesiones de una persona infectada, como ropa personal, ropa de cama o picaportes y otros. La infección se transmite, además, a través de la placenta (viruela símica congénita) y puede atravesar la placenta y afectar al feto.

Importante. La viruela símica no se ha clasificado todavía como enfermedad de transmisión sexual, pero el contacto estrecho en las relaciones sexuales se ha identificado como la principal situación de transmisión del virus. La OMS estima que 95% de las transmisiones suceden durante relaciones sexuales.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos han identificado que 76% de las personas diagnosticadas con viruela símica tuvieron relaciones sexuales con más de una pareja sexual en las tres semanas anteriores. La misma fuente de datos informa de que han aumentado los casos de viruela símica entre usuarios de la profilaxis previa a la exposición al VIH (PrEP).

Signos y síntomas

La viruela símica suele aparecer con fiebre, erupción cutánea e inflamación de los ganglios linfáticos.

Los síntomas duran de 2 a 4 semanas y puede causar cuadros graves. La tasa de letalidad va de 3 a 6%.

El cuadro clínico de la viruela símica se asemeja al de la viruela erradicada en 1980.

Cómo reducir el riesgo de transmisión

La rápida detección de los casos nuevos y la búsqueda de sus contactos es fundamental para contener los brotes epidémicos

Si tiene viruela símica

Cómo cuidarse durante la recuperación en casa

Es importante mantenerse hidratado, comer bien y dormir lo suficiente.

Tomar medicamentos para el dolor y la fiebre si es necesario, de acuerdo a lo prescripto por el médico tratante.

Cómo proteger a otras personas mientras se recupera

Evite el contacto con cualquier persona hasta que todas sus lesiones se hayan cubierto de costras, las costras se hayan caído y se haya formado una nueva capa de piel.

Pídale a su familia y amigos que le hagan llegar las provisiones.

Si vive con otras personas

· Aíslese en una habitación separada.

· Preferentemente use un baño separado, de lo contrario limpie y desinfecte después de cada uso.

· Mantenga el lavado de manos.

· Limpie y desinfecte con frecuencia superficies y objetos que haya tocado.

· Evite aspirar y barrer.

· Separe sus cubiertos.

· Lave usted mismo su ropa separada del resto.

Si no puede evitar estar en la misma habitación que otra persona

· Cubra las erupciones con ropa o vendajes.

· Use mascarilla quirúrgica bien ajustada.

· Abra las ventanas.

· Evite el contacto estrecho.

· Lávese las manos con frecuencia.

 

Fuente: OPS

Compartir en: