Noticias

Viruela símica: Más de un centenar de afectados y cinco en estudio

07/03/2023

57 Visitas

Se insta a intensificar las medidas de prevención y acudir a la consulta médica en forma precoz ante la aparición de lesiones en piel, en genitales u otros síntomas asociados a viruela símica.

Los casos de viruela símica siguen sumándose en el país. El último reporte de Vigilancia de la Salud señala que a la fecha se confirmaron 110 casos de la enfermedad en el país. El 99% de los afectados por el virus de la viruela símica es del sexo masculino.

Los casos se identificaron principalmente en el área metropolitana: 65% procede de Central, 35% de Asunción y un caso reportado en Presidente Hayes, con un promedio de edad de 33 años.

Hasta el momento, se encuentran en estudio 5 cuadros sospechosos de la enfermedad y 176 descartados.

Los principales síntomas que han desarrollado las personas afectadas son: lesiones en piel (incluyendo lesiones genitales), dolor muscular, decaimiento, dolor de cabeza, inflamación de ganglio.

La Dirección de Vigilancia de la Salud realiza el seguimiento activo de los pacientes, así como de su entorno y contactos en el país, para monitorear posibles nuevas sospechosas de la enfermedad.

Se insta a la población a intensificar las medidas de prevención y acudir a la consulta médica en forma precoz ante la aparición de lesiones en piel u otros síntomas asociados a viruela símica.

¿Quiénes están en riesgo de contraer viruela símica?

Cualquier persona que tenga contacto físico estrecho o contacto íntimo con alguien que tiene síntomas o erupciones en la piel o mucosas (ojos, boca, nariz, vagina, ano), causadas por la viruela símica, corre el riesgo de contagiarse.

FORMAS DE CONTAGIO

  • Contacto físico estrecho con alguien que tiene síntomas, como lo es estar cara a cara y tocarse (incluyendo abrazos, masajes y besos).
  • Contacto piel con piel durante las relaciones sexuales, lo que incluye, sexo oral y sexo con penetración (vaginal o anal). Tocar los genitales (pene, testículos, labios y vagina) o el ano de una persona con viruela símica.
  • Contacto con las lesiones en piel que aparecen con la enfermedad hasta que todas ellas cicatricen.
  • Contacto con objetos, tejidos y superficies que hayan sido utilizadas por alguien con viruela símica y que no hayan sido desinfectados, como las sábanas, toallas y los juguetes sexuales.
  • Contacto con saliva y gotitas de saliva, a través de besos o estando cerca cara a cara.

Es importante intensificar las medidas de prevención y acudir a la consulta médica en forma precoz ante la aparición de lesiones en piel u otros síntomas asociados a viruela símica.

La erupción en piel es motivo de consulta que no debe postergarse para evitar la diseminación de la infección a otros.

 

 

Compartir en: