Noticias

Virus sincitial respiratorio: se estima que casos se disparen en las próximas semanas

08/05/2023

952 Visitas

Este virus no cuenta con vacuna, por lo que es clave adherirse a las medidas sanitarias: lavado de manos, etiqueta de la tos, ventilar ambientes, y ante síntomas, uso de mascarilla, consulta oportuna y reposo.

Cada otoño, la circulación de virus sincitial respiratorio, causante de la bronquiolitis, genera una alta incidencia de casos que afecta especialmente a los niños más pequeños.

Por lo general, el incremento de casos de virus sincitial inicia entre la semana epidemiológica (SE) 15 y (SE) 16, y hace su pico entre la semana (SE) 20 y (SE) 23. “Cuando alcanza este umbral, los casos se disparan de cinco a seis veces más, y es cuando se satura el sistema de salud y se ocupan todas las camas”, recordó el titular de Vigilancia de la Salud.

Actualmente, la cantidad de afectados por cuadros respiratorios, principalmente por virus sincitial están aumentando.

Hasta la semana epidemiológica (SE) 16 se han identificado 114 casos positivos de virus sincitial respiratorio en hospitalizados por infecciones respiratorias agudas graves (IRAG), de los cuales, 10 ingresaron a terapia intensiva y 2 fallecieron.

Atendiendo a los históricos, es probable que en las próximas semanas los casos de virus sincitial respiratorio se disparen, anunció el director de Vigilancia de la Salud.

Teniendo en cuenta que no se tiene vacuna para este virus, insiste en la aplicación de medidas de prevención y autocuidado, que también sirven para protegerse contra los demás virus respiratorios circulantes, entre las que citó: lavado de manos, la etiqueta de la tos (cubrirse boca y nariz al momento de toser o estornudar con el pliegue interno del codo), no asistir enfermo a reuniones. Si se trata de una cuestión laboral impostergable, el médico aconseja utilizar mascarilla para evitar la dispersión del virus.

Sequera señala igualmente importante, la aplicación de “filtros de supervisión” en las instituciones educativas. En caso de que el profesor/maestro identifique que algún estudiante se encuentra con fiebre o con síntomas respiratorios, debe contactarse con los padres para que puedan llevar al estudiante al servicio de salud, reciba el tratamiento correspondiente y cumpla con el reposo médico, y de esta manera impedir una alta diseminación de la enfermedad.

Es importante que la persona con fiebre y/o con síntomas respiratorios no acuda a su lugar de trabajo o estudio en esas condiciones y cumpla reposo domiciliario.

El reposo cumple dos funciones: 1) evita brotes de contagio de la enfermedad en el ambiente laboral, escolar y guarderías; y 2) mejora la recuperación del paciente.

Compartir en: